jueves, 1 de noviembre de 2007

Dejad el Himno como está

(Sí, ya sé que la noticia de hoy es la sentencia del 11-M, y que lo del Himno es de hace unos días. Estaba esperando para publicar este "manifiesto" desde hace una semana, pero entre pitos y flautas lo he ido dejando. Del 11-M hablaré más adelante: este blog es en diferido, como siempre)

Manifiesto contra el proyecto de dotar de letra al Himno Nacional

En los últimos tiempos ha saltado a la palestra un proyecto auspiciado por el Comité Olímpico Español y la Sociedad General de Autores y Editores para dotar de una letra al Himno de España. El motivo aducido es que nuestro himno sin letra genera, al parecer, cierto complejo a ciertos deportistas, que ven cantar sus himnos a sus adversarios sin poder cantar nada.

La idea no es nueva: en el pasado ya se hicieron intentos de encajarle una letra a la Marcha Real, y todos fracasaron (incluso la letra “franquista” de Pemán no llegó a ser oficial), por lo que no cabría esperar mayor éxito a este nuevo intento. Sin embargo, el gran número de participantes en el concurso, la cobertura mediática del asunto y, en especial, el desmedido interés mostrado por algunos políticos (que incluso han anunciado una letra con rango oficial y han llevado la iniciativa a las Cortes), nos mueven a manifestar, como ciudadanos, nuestra postura de rotunda oposición a tal idea.

Es un debate artificial e innecesario

No existe ninguna demanda social por una letra para el Himno: llevamos treinta años con un himno sin letra y eso nunca ha sido un problema para nadie ni ha generado preocupación ni inquietud en la sociedad. Este debate sobre la letra para el Himno ha resurgido de repente porque a ciertos deportistas les han entrado “ganas de cantar”, aunque el Himno sonara multitud de veces en las Olimpiadas de Barcelona y otros triunfos deportivos, sin que se echara de menos una letra. Además, los himnos con letra de otros países, que se ponen como justificación para este proyecto, son el resultado de generaciones de tradición, mientras que lo que se propone es una construcción artificial, diseñada en un gabinete y sometida a la evaluación de un comité: nada más lejos de lo que debe ser un himno nacional como expresión del sentir de un país. No podemos dejar que por un capricho de unos pocos se convierta al Himno en un engendro de laboratorio.

Se estropeará la estética

El actual Himno nació como una marcha para marcar el paso (por algo se llama “Marcha Granadera”, luego “Marcha Real”), no como un canto, y sin letra, y así ha permanecido la mayoría del tiempo. Cualquier letra sería un postizo que rompería la estética de la composición: ¿alguien ha pensado cómo le quedaría una letra a la Primavera de Vivaldi, a la 5ª Sinfonía de Beethoven o a la banda sonora de La Guerra de las Galaxias? Poner música a un poema es sencillo, pues la música es muy adaptable al no poseer un significado semántico; pero poner letra a una melodía existente obliga a meter ripios, palabras encajadas a la fuerza y construcciones gramaticales retorcidas. Las canciones, si no tienen letra desde su origen, es mejor dejarlas como están.

Dejará de ser un símbolo compartido por todos

Si algo sabemos todos de antemano, incluidos los promotores de esa idea, es que sea cual sea la letra escogida no va a gustar a todos y habrá sectores que la rechazarán y que dejarán de sentir ese “himno con letra” como “su himno”. Este resultado es así exactamente todo lo contrario de lo que debe ser un himno nacional, como símbolo compartido por todos. Si hay en España un “himno de todos” ése es precisamente el actual, sin letra: cualquiera puede aceptarlo, hacer suya su melodía e interpretar su significado de la manera que prefiera, evocando en cada uno la idea de España y patriotismo que mejor sienta. Fijar ahora una letra, después de tanto tiempo, significa fijar el significado de esta música, de tal manera que se estrechan los márgenes en la manera de entender y sentir el Himno, y se excluye a aquellos que tengan otra manera de entender y sentir la misma melodía.

El consenso es imposible

Últimamente se ha oído hablar mucho, en los medios políticos y de comunicación, del valor de los “consensos de la transición”: ¿acaso el hecho de que el Himno no tenga letra no es precisamente uno de esos consensos? Además, hay que señalar la contradicción flagrante en la que incurren ciertas personalidades políticas, que hacen bandera de esos “consensos de la transición” y al mismo tiempo patrocinan y apoyan el proyecto de poner letra al Himno. Durante treinta años este himno ha sido aceptado, respetado y sentido por un sector mayoritario muy amplio de la sociedad, incluyendo todas las tendencias políticas y sensibilidades sociales: pero ponerse ahora a buscar una letra implica abrir un debate sobre qué debe decir o qué no debe decir, qué palabra se pone o qué palabra no se pone… un debate completamente inútil para la sociedad española y que sólo servirá para convertir lo que hasta ahora ha sido un consenso en una nueva trinchera para el partidismo.

Se convertirá en un instrumento de exclusión

¿Qué pasará con aquellos a los que no les guste la letra y no la canten? Todavía recordamos el escándalo que se organizó en ciertos medios de comunicación con algún futbolista de la selección que llevaba los calcetines doblados, de tal manera que no se veían las bandas con los colores de la bandera. ¿Qué pasará si algún deportista no canta la letra del Himno? ¿Se imaginan las cazas de brujas “antiespañolas” que se montarán cada vez que alguien no cante? No queremos que el Himno se convierta en el instrumento de ninguna “Policía del Patriotismo”, que lo utilice, cada vez que suene, para medir con lupa el grado de “españolidad” de cada personaje público (o incluso ciudadano particular): “Fulano no cantó, Fulano no respeta a España ni a sus símbolos, Fulano debe dimitir”. Sabemos muy bien cómo se las gastan ciertos sectores de la prensa y la política y sabemos que lo harán, llegada la ocasión. No queremos que nuestro Himno, que se supone que es un elemento de unión y concordia, se convierta en un medio para detectar y etiquetar “malos españoles”.

Por todos los motivos expuestos consideramos que al Himno Nacional no debería ponérsele letra, en ningún caso. Además, ni el COE ni la SGAE tienen legitimidad ni representatividad para decidir sobre un símbolo nacional, y los responsables políticos tienen cosas más importantes que ésta a las que dedicar sus esfuerzos.

Por lo tanto, manifestamos nuestro rechazo a cualquier intento de crear una letra oficial para el Himno, pedimos a los responsables políticos que no apoyen ningún proyecto para hacerlo, rechazamos de antemano cualquier letra que pueda ser escogida (diga lo que diga), y exigimos que se mantenga el Himno de España como está.

(y la próxima semana, hablaré de la sentencia del 11-M)

19 comentarios:

Small Blue Thing dijo...

Recibido, copy y roger. PASALO

Lanarch dijo...

> Además, los himnos con letra de otros países, que se ponen como justificación para este proyecto, son el resultado de generaciones de tradición, mientras que lo que se propone es una construcción artificial (...)

En realidad, el himno de españa sí tiene letra, construido por "generaciones de tradición". Cuando yo era pequeño, en el colegio cantábamos lo de "Franco, Franco, que tiene el culo blanco...". Lo aprendimos de nuestros mayores y de nosotros lo aprendieron los siguientes. Por lo visto todavía se canta. Que pongan esa, que ya nos la sabemos todos.

Sota dijo...

Me adhiero.

Evaristo dijo...

No puedo estar más de acuerdo. Si es que se empeñan en romper los consensos de la transición y en proponer cosas que a nadie interesan.

Anónimo dijo...

Por lo que tengo entendido una vez ese gran jurado decida cual es la letra que sustituya al "chunda, chunda" hacen falta un numero determinado de firmas para llevarlo al Congreso. Supongo que no será muy difícil recoger el doble de firmas para que lo dejen como está.
Por otra parte, cada vez que leo lo de que el COE echa de menos una letra para que canten los deportistas pienso en una de los miembros de ese comité. Aranchita Sánchez-Vicario, esa ciudadana andorrana que regresó de su triste exilio justo después de jubilarse. Es una pena que los ingresos que tuvo en su carrera deportiva no hayan servido para mejorar este país que tanto ama. Supongo que ahora, sin trabajo, el estado le proporcionará la pensión no retributiva que le corresponde. Me alegro por ella y por el estado del bienestar que disfrutamos.

-tatooine-

Fétido dijo...

Vale. Que no le pongan letra.
Y si pueden, que le quiten la música.
En vez de un minuto de exaltación de glorias, heroísmos y pantomimas patrias, un minuto de silencio en recuerdo a los que no están.
Yo votaba por eso.

Chinarrista dijo...

Estoy harto de vivir en un país bananero que sólo se preocupa la gente del puto futbol que no nos aporta nada a nuestra sociedad más que desigualdades de todo tipo.
A los 20 perros que van a jugar los partidos que supuestamente representan a España (yo no voté a esos zánganos, vagos, incultos, analfabestias) les gustaría cantar una letra porque tienen tan poca imaginación y como escuchan a bisbal no pueden tener sentimientos propios.. Seres.

Fétido dijo...

Sssssssssssssst! Hoyga!

http://pezonesblancos.org/noletrahimno.php

Fétido dijo...

Mierda pa blogger

Anónimo dijo...

Soy el Arrikitown version deslogea.

"es que sea cual sea la letra escogida no va a gustar a todos " probablemente gustara mucho a nadie.
Ponerle letra al himno es como depilar una rana.

cuirlos dijo...

pandilla de ociosos...que lo dejen todo como está.

Anónimo dijo...

Discusiones bizantinas

Dícese de las conversaciones o discusiones inútiles, sobre temas irrelevantes o muy sutiles y especulativas. Hace referencia este dicho a los concilios y reuniones eclesiásticas de la primitiva Iglesia ortodoxa griega, que solían celebrarse en Bizancio, mientras los Turcos estaban asediando el imperio y todo se desmoronaba, de ahí el apelativo. De todas aquellas controversias ha pasado a la historia la que trató sobre el sexo de los ángeles, aunque hubo planteadas cuestiones más peregrinas aún, como si sabía reir Jesucristo, entre otras monsergas parecidas.

Anónimo dijo...

Estoy totalmente de acuerdo con quien ha calificado esto de una conversacion inutil y especulativa. Creo que hay que ser un poco mas tolerante, y no buscarle "tres pies al gato".

El alarmismo en el que cae el autor del blog es exagerado, solo le falta terminar diciendo que colocar letra al himno va a provocar una nueva guerra civil.

Segun dice:

Es un debate artificial e innecesario.

Ciertamente es imnecesario. No pense que podria haber un debate hasta que he leido tu opinion, parece que el debate lo ha empezado el.

segun dice:

No existe ninguna demanda social por una letra para el Himno:
Se estropeará la estética.

No todo se tiene que hacer por demanda social, si mira las decisiones que toma a diario el gobierno, vera que muchas de ellas no son por peticion de los ciudadanos.

Aun no hemos escuchado la letra y ya piensa que se estropeara la estetica. Antes de decir esto debemos darle una oportunidad. ¿No cree?

¿Quien ha dicho que colocarle letra a una marcha granadera es imposible?. Si hemos conseguido volar(que decian que ra imposible), no vamos a ser capaces de poner letra a una musica.

Para el echo de calificarlo como metodo de exclusion, ya no tengo palabras... Quizas deberia una actitud poco mas positivista, ¿no podria ser una letra integradora?

Este asunto de poner letra al himno lo puede adornar como quiera pero yo lo reduzco a lo siguiente:

Ponerle letra no hace daño a nadie, solo es dar una posibilidad mas que no existia. El que quiera que lo cante y el que no que lo silbe, tararee, o se calle ¡que mas da!. Dejemos que cada uno elija lo que quiera hacer.

¿Porque buscar conspiraciones, maldades, en temas tan simples?

santaklaus dijo...

Como siempre, los políticos enzarzados en disputas estúpidas en vez de preocuparse por los ciudadanos que les pagan el sueldo.

¿Y qué es eso del complejo de los deportistas? Que me paguen a mí lo que a ellos y ya vereis como no me acomplejo ni un pelo.

Max-Steel dijo...

La cosa es que va a ser "el himno de todos" y va a ser creado y aprobado por un grupo de expertos...

Que hay de un referendum? una votación popular para aprobarlo es lo mínimo.

Y a mí me gusta mucho más sin letra.

Elphaba dijo...

Aunque sea solo por el deporte, escuchar un himno correr solo no es lo mismo que miles de personas cantando al compás de la música, cuando esto se hace por un tiempo determinado, se dice que los corazones llegan a latir casi simultáneamente, debido a que se coordinan las respiraciones...

Este hecho hace que el 'cantar' un himno nacional (o cualquier cosa) se vuelva un acto solemne.

El hecho de que sea una marcha no tiene nada que ver, el Himno Nacional Mexicano es también una marcha, y la letra es una invitación a la guerra "Mexicanos, al grito de guerra el acero aprestad y el bridón, y retiemble en sus centros la Tierra al sonoro rugir del cañón".

Dense la oportunidad de sentir vibrar las almas al escuchar su himno, ya sea en fiestas patrias, en los patios de las escuelas, en eventos deportivos, no importa la ocasión.

A todos nos gusta cantar, ¿qué mejor que hacerlo también por nuestro pais?

Y no digan "me gusta más como está" porque no tienen un punto de comparación, conozcan las propuestas y luego juzguen.

Si no, no saben de lo que se pierden.

Anónimo dijo...

Efectivamente auqnue no comparto ciertas opiniones el himno esta bien como esta y la razón de "la envidia de otros paises en las celebraciones deportivas" es una muestra más del país sin sentido en el que vivimos.

Pequeño perdedor dijo...

Acabo de añadirle a una curiosa red de blogs. Espero que le guste ;)

Más información en http://la-pagina-negra.blogspot.com/2007/11/apndice-en-menudo-lo-me-he-metido.html

Anónimo dijo...

HIMNO DE ESPAÑA (versión completa)

¡Viva España!,
por cielo, mar y tierra
camino de paz,
justicia y libertad.

¡Viva España!,
por cielo, mar y tierra
camino de paz,
justicia y libertad.

Tiemble de gloria
quien supo luchar
por defender la esencia,
el alma y la verdad.

Tiemble de gloria
quien supo luchar
por defender la esencia,
el alma y la verdad.

Todos uno
seguros avanzamos
con el mismo fin:
Victoria de laurel.

Todos uno
seguros avanzamos
con el mismo fin:
Victoria de laurel.

Fuerte gritemos
deseos de bien
para lograr anhelos
con trabajo y fe.

Fuerte gritemos
deseos de bien
para lograr anhelos
con trabajo y fe.

¡Viva España!,
por cielo, mar y tierra
camino de paz,
justicia y libertad.

¡Viva España!,
por cielo, mar y tierra
camino de paz,
justicia y libertad.


Tiemble de gloria
quien supo luchar
por defender la esencia,
el alma y la verdad.

Tiemble de gloria
quien supo luchar
por defender la esencia,
el alma y la verdad.


http://youtu.be/rfexWTiFsJQ

 
Dejen a nuestros ancianos tranquilos
19A-lomojó