martes, 9 de septiembre de 2008

La clase de Educación para la Ciudadanía según Camps

Este genial vídeo de Tip y Coll (es la segunda vez que lo cuelgo) es un ejemplo de lo que van a ser este curso las clases de Educación para la Ciudadanía en la Comunidad Valenciana. Su pepero presidente, Francisco Camps, ha decidido que un profesor explicará la asignatura en castellano o valenciano, y a su lado otro profesor irá traduciendo lo que diga al inglés. El resultado será algo más o menos así:



Tras el fracaso de la enésima "rebelión cívica" contra el maligno ZP, algunos de sus iluminados promotores se lamentan, mientras que otros más dicharacheros, como Camps de Golf, han decidido sabotear la asignatura a su manera, irónica y desenfadada, o eso piensa. La primera ocurrencia de Camps para desvirtuar la asignatura fue que se impartiera en inglés; sin embargo, los tribunales le dieron la colleja para que se dejara de payasadas. Camps de Golf, ni corto ni perezoso, ha decidido entonces enmendar su payasada con otra aún mayor, la del profesor-traductor. Con ella pretende seguir poniendo palos en las ruedas a la normal enseñanza de la asignatura evitando los tirones de orejas judiciales.

Decididamente Camps es el ganador de esta particular carrera entre él y €$PP€ranza Aguirre para ver quién desobedece más la ley en este aspecto. Otras comunidades autónomas del PP van a aplicar la nueva asignatura sin más (y el que no quiera ir a clase que apechugue), pero €$PP€ y Camps necesitan ganar más puntos que nadie frente a la caverna de la derecha, pues a fin de cuentas son los que compiten por suceder a Rajoy. Por cierto, ¿se imaginan si algo parecido lo hiciera el Gobierno Vasco? Ya se sabe que para el PP todas las comunidades autónomas son iguales, pero algunas más iguales que otras.

Educación para la Ciudadanía es otra de esas polémicas artificiales organizadas por la derecha con el único objetivo de la bronca por la bronca. Una asignatura que se imparte con normalidad desde hace años en otros países de Europa, y que podría haber sido instituida tranquilamente por un gobierno del PP, se ha convertido en otro ariete contra el PSOE, siguiendo la "doctrina Rajoy" del "consenso cero" aplicada en la pasada legislatura: si lo ha hecho Zapatero es malo por definición y debe ser destruido.

Las legiones de esPPañoles de bien tocaron trompetas de batalla a cuenta de una asignatura de la que todo lo que saben se limita a lo que les han contado a través de la COPE y demás medios del Movimiento. Por supuesto debidamente cocinado y sazonado para convertir hasta las más inocentes y elementales normas éticas en brutales ataques a la civilización cristiana occidental, perpetrados por un régimen totalitario lavacerebros. Aseveraciones como "no hay que discriminar por razón de sexo", o "tenemos derecho a la paz", o "hay que respetar y no perseguir a los homosexuales", o "hay que ser solidarios con el Tercer Mundo" han sido retorcidas por los sesudos analistas derechíes hasta convertirlas respectivamente en "se quiere suprimir la distinción entre hombre y mujer para destruir la familia", "se inventan derechos inexistentes para promover un ideario", "van a homosexualizar a nuestros hijos" y "se culpa a Occidente de la miseria del mundo y se justifica la violencia palestina". De traca (imaginación no les falta, hay que reconocer).

Afortunadamente el común de los españoles tiene bastante más sentido común que el esPPañol de bien medio, por lo que la campaña por la objeción a la asignatura ha cosechado magros resultados: sólo un 0,8% de los padres ha atendido esta enésima llamada a salvar España, bastante por debajo, por cierto, del electorado del PP. Sin embargo, Camps ha decidido mantenerse tocando la misma canción cual orquesta del Titanic, para de paso ganarse una medallita de "Héroe antiZP" y cosechar los aplausos de las tertulias de la COPE con su "chiste". Pero como no es lo mismo ser gracioso que hacérselo, conviene señalar que la Generalitat Valenciana, este curso, gracias a la gracieta de Camps, va a necesitar el doble de profesores para una asignatura, y a esos señores habrá que pagarles un jornal, que no saldrá del bolsillo del señor Camps, sino del sistema educativo valenciano. Esta debe ser la política de "austeridad en el gasto público" que predica Mariano Rajoy frente a la crisis.

En fin, mientras Camps decide de dónde sacará el dinero para pagar sus "sketches", la amplísima mayoría de los alumnos acudirán a las temibles clases "adoctrinamiento progre" con normalidad. Además, en Valencia, sólo el descojone de ver dos profes emulando a Tip y Coll será un incentivo más para ir a clase:

PROFE 1: Queridos niños…
PROFE 2: Dear children…
PROFE 1: Hoy empezamos la asignatura de Educación para la Ciudadanía.
PROFE 2: Today we start the subject of Education for Citizenship.
ALUMNOS: (risillas ahogadas)
PROFE 1 (se pone colorado): Bien, en la primera parte de la asignatura…
PROFE 2: Well, in the first part of the subject…
PROFE 1: … hablaremos de los Derechos Humanos…
PROFE 2: …we will talk about Human Rights…
ALUMNOS: (más risillas, y menos ahogadas)
GRACIOSO DE LA CLASE (en la última fila, medio susurrando y tarareando "We will rock you" de Queen): ♫ Weee will, weee will TALK YOU!!… ♪
ALUMNOS: (risas, ya sin ahogar)
PROFE 1 (más colorado aún): yyyy… estooo… los derechos constitucionales reconocidos en… en la Constitución Española.
PROFE 2 (empieza a ponerse nerviosete, también): and the constitutional rights… errr… recognized by the Spanish Constitution.
OTRO GRACIOSO (imitando a Chiquito de la Calzada): Constitushon ejandemoor enawn ♪
GRACIOSO nº 3 (respondiendo al anterior): ¡A guan, a peich, a gromenauer!
ALUMNOS: (más risas)

2 comentarios:

Pequeño perdedor dijo...

Ahora los tribunales deberían tumbarle eso también, justificándolo en base a criterios de eficacia y eficiencia de la enseñanza.

Fet dijo...

Si fuese Camps obligaría a que el traductor a inglés en TODAS las clases fuese Josemari Ansar.

 
Dejen a nuestros ancianos tranquilos
19A-lomojó