viernes, 13 de abril de 2007

El suicidio de Lega Ness: asín fue

Esta semana tengo que lamentar una terrible pérdida: el bujero del suicidio de Lega Ness.

Porque sí, tras tanto tiempo siguiendo el asunto del 11-M, acabas cogiéndole cariño a algunas de las tonteorías de los KKonsPPiranoicos. En mi caso, el suicidio de los islamistas en Leganés era mi bujero favorito: fue el primero que conocí, a partir de una artículo de Fernando Múgica en El inMundo, y con él descubrí el mundo de la KKonsPPiranoia del 11-M. Luego vino Luis PPePPino, y después los PPezones Negros... pero el primer bujero, como el primer amor, el primer beso o el primer kiki, nunca se olvida. Tras leer las giliPPolleces del artículo en cuestión, terminaba con un apartado que me impresionó especialmente: "La farsa de Leganés", que me llegó al alma.

A grandes rasgos, lo que los KKonsPPiranoicos dicen que los "moritos", los "pelanas", los "cabezas de turco"... no se suicidaron, sino que "los suicidaron". La localización del piso, el cerco policial, el asalto de los GEOs y la explosión serían un "montaje" de los malos para hacer creer que los suicidados eran los culpables del 11-M y hacerlos desaparecer. A partir de leyendas urbanas y detalles absurdos, los KKonsPPiranoicos se han montado una película con lo de Leganés que ha pulverizado todos los records de ridículo: algunos PPezones especulan con la posibilidad de que los "moritos" fueran llevados al piso "ya muertos", más concretamente "congelados". Recuerdo lo que nos descojonamos en este hilo de escolar.net con el tema "pelanas congelados" (leed los comentarios porque es el despiporre). Algún PPezón ha señalado que en el chabolo de Morata de Tajuña "había una estufa desproporcionada"; otro dijo que se encontró "un carrito de la compra", presuntamente utilizado para transportar los cadáveres (insisto, ese hilo es para enmarcar). En sus PPajas mentales, los PPezones han llegado a decir que Torronteras (el GEO que murió en el asalto) era parte de la peaso de conspirasión, y ahora está vivo y escondido (los PPezones no respetan nada, como sabemos). Y hasta el mismísimo Luis PPePPino señala un hecho que al parecer tiene un güebo de trascendencia: uno de los cadáveres rescatados tenía los pantalones al revés. Esto, al parecer, hace pensar que "alguien lo había vestido", o vaya usted a saber qué. ¿Es que a los malos nos le gustaban los pantacas del moro y se los cambiaron? ¿Es que "los suicidaron" desnudos?

Si las PPezonadas sobre Leganés eran para mearse (de largo, las mejores de todas), lo de los pantalones al revés fue el clímax. Me cautivó desde la primera vez que lo leí, me llegó al alma, me enamoró, como la tonteoría más surrealista que he oído sobre el 11-M (aunque lo de la mortadela no se queda lejos).

En este magnífico artículo del magnífico blog Desiertos Lejanos Luis Fernando Areán explica y rebate todas las chorradas que Luis PPePPino y sus adePPtos han dicho sobre lo de Leganés (y hay más, y aquí rebaten lo de los pantacas al revés - gracias, Desiertos Lejanos). Para más información, nada como ir a esos links.

PEEEERO: esta semana han declarado los policías que participaron en el asalto a Leganés, y todas las chorradas KKonsPPiranoicas al respecto se han ido al tacho, como se fueron todas las anteriores y se irán todas las que quedan. La tonteoría de los pantacas al revés fue sacada en el juicio, como no podía ser de otra manera, por las acusaciones-defensas particulares. Y fue tumbada: eran unos pantalones de CHÁNDAL, de esos que, en un despiste, en una situación de nervios (como que te rodee el piso la poli, por ejemplo), cualquiera se puede poner al revés sin darse cuenta, porque son totalmente reversibles. Fin del bujero.

No puedo negar que para mí es una gran pérdida. El bujero de los pantacas al revés me dió grandes momentos de diversión, y lo voy a echar de menos. El mismo día de su fallecimiento, como recuerdo y homenaje, posteé un comentario en escolar.net donde reconstruí los hechos de Lega Ness según la versión KKonsPPiranoica. Que quede para el recuerdo.

- ¡Alfredo! ¿Has acabado de subir a los moritos?
- Arf... uf... sí, Joseluis, ya está el último... joder, cómo pesaba el cabrón... arf... arf... y encima de cargar con los fiambres, he tenido que entrar en el edificio saltándome el cordón policial, como si fuera fácil... ¡y sin que nadie me viera! Arf... arf... oye, Joseluis, que este esfuerzo bien merece que me hagas Ministro de Interior, y no al Alonso ése...
- Tranquilo, Alfredo, cuando acabemos de romper España ya te daré una taifa para tí sólo. ¿Ya están descongelados?
- Sí, los descongeló Carod con la estufa de Morata de Tajuña, antes de dármelos. La putada es que ahora hay que vestirlos, joder, con lo que me duelen los riñones después de cargar con ellos...
- Bueno, venga, es el último esfuerzo: vestimos a los moritos, preparamos la explosión y salimos por patas.
- Joder, Joseluis, coño, déjame descansar... nunca pensé que una conspiración para echar al PP diera tanto trabajo... con lo fácil que sería manipular los resultados electorales... saldría más barato...
- Sí, Alfredo, pero a mí me gusta más matando mucha gente, que ya me conoces. Y además da más espectáculo, que Polanco quería algo espectacular para tener audiencia.
- Ya, pero de esta manera hay demasiada gente en el ajo, y alguno puede cagarla... por cierto, los GEOs de ahí fuera son de confianza, ¿no?
- Sí, esos también son de los nuestros, muchachos de Vera, de fiar, ¿por qué crees que te han dejado pasar con tanta facilidad? Si no estuvieran en el ajo, te habrían dejado como un colador.
- Pues ya podrían haberme echado una mano para cargar con los pelanas, oye... y venir a vestirlos.
- Venga, Alfredo, déjate de tanta queja y ayúdame a ponerle los pantalones al morito este. Que el trabajo tiene que estar listo para salir en los telediarios de la cena.
- Bueeeeno... a ver, tú sujeta por ahí mientras yo tiro de la pernera... ¿Ya has puesto las bombas, no?
- Sí, pan comido, como las de los trenes. Ahora que ya tengo experiencia estoy hecho un especialista: cómo voy a fardar delante de Josu Ternera... Bien, en cuanto dejemos a los pelanas en posición, conectamos el detonador, avisamos a los GEOs y salimos por patas antes de que lleguen.
- ¿Y por dónde salimos, por el mismo sitio que entramos?
- Claro, hombre, que los GEOs nos cubren, ya te he dicho que son de confianza. Además, tienen todo esto preparado, que ni en Hollywood: el jefe va a fingir su muerte para darle dramatismo a la cosa... luego lo mandamos al Caribe, que Fidel ya le tiene sitio reservado, y a vivir como Dios.
- Je, je, qué bien se lo montan ahora los del GAL... en mis tiempos, cuando empezamos, se hacía cada chapuza...
- Bueno, éste ya está listo. Pásame la camiseta para el segundo morito.
- De acuerdo, ahí va... ¡¡Joder!! ¡¡La cagamos, Joseluis!!
- ¿Qué pasa, Alfredo?
- ¿No lo ves? ¡Le hemos puesto los pantalones al revés! ¡Mierda!
- Bah, pues déjalo, que vamos fatal de tiempo. Ayúdame con este otro.
- ¿Estás seguro? Mira que como por esta tontería se descubra todo el pastel...
- No te preocupes, Alfredo: el juez instructor y la fiscal también son de los nuestros.
- ¿Sí? Joder, Joseluis, lo que tú no consigas...
- Dale las gracias a Polanco, que él sí que tiene contactos. Dame esos calcetines, los blancos con banda azul...
- Mmmm... no acabo yo de quedarme tranquilo con los pantalones al revés del moro este... ¿y si algún PPeriodista indePPendiente, o algún colectivo de ciudadanos libres en busca de la verdad se ponen a himbestigar, tiran del hilo y acaban descubriéndolo todo?
...

4 comentarios:

Fétido dijo...

A ver, prisaico: ¿Cómo iban a cometer los atentados si estaban congelados?
Y lo de los pantalones tumba el sumario por completo.

11-M entira.

19-A nde iréis que no volváis?

Small Blue Thing dijo...

XDDDDDDDDDDDDDDDDD

JUAJUAJUAJUAJUAJUAJUAAAA

Qué bueno...

Anónimo dijo...

El problema de construir una versión oficial de-Prisa y corriendo es que luego las contradicciones aparecen y comienzan a multiplicarse. Sólo en el caso de Leganés: pantalones al revés, ausencia de restos de sangre en el edificio, nada en las "autopsias" que indique inhalación de gases en los cuerpos de quienes supuestamente antes de morir recibieron gases lacrimógenos en abundancia, supuestas llamadas telefónicas por móvil cuando la policía había puesto en marcha inhibidores de frecuencias, diferentes explosivos que provocan ¡un solo estallido!, un policía muerto cuya tumba es profanada cuando teóricamente nadie sabía quién estaba ahí dentro (no había ninguna identificación nominal en la lápida)... ¿Seguimos?
PP y PSOE: sois unos mentirosos de mierda. Si unos y otros quereis seguir defendiendo con uñas y dientes a vuestros respectivos partidos políticos, seguid haciéndolo. Es despreciable y repugnante, pero así vemos vuestra verdadera cara.
Pero esto no ha terminado.

Darth dijo...

Anónimo, cuando os lancéis a salvar España armados con vuestras pancartas y vuestras pegatinas no olvidéis avisarnos.

 
Dejen a nuestros ancianos tranquilos
19A-lomojó